Bienvenidos al blog de la biblioteca de nuestro centro, el IES Valle del Jiloca. Planeta Macondo es un espacio virtual, un mundo imaginario concretado en palabras. Haz clik y disfruta de esta nueva experiencia literaria.

miércoles, 20 de abril de 2016

Esa eterna imagen con gorguera revisitada en un sinfín de ilustraciones y manuales de historia, literatura o arte, esa imagen de aquel escritor que encumbró la lengua castellana en una obra de carácter universal, el enjuto rostro cervantino asociado irremediablemente al de su personaje, también enjuto, nos da muestras de la universalidad que ha conseguido dicha obra, Don Quijote de la Mancha, dentro de la historia de la literatura universal. Conmemoramos este año el cuarto centenario de la muerte de don Miguel de Cervantes, efeméride que coincide con la de Shakespeare, hecho que llevó a la Unesco a promover desde 1995 la celebración cada 23 de abril del día del libro, fecha clave también en la muerte de otros autores universales como Wordsworth.
Desde el Departamento de Lengua Castellana y Literatura no podemos quedar indiferentes a este hecho tratándose, como decimos, del autor que ha creado una obra maestra en castellano, la segunda obra más traducida a todos los idiomas después de la Biblia.
Nos gustaría resaltar cómo Cervantes contribuyó de manera decisiva a la creación de la novela moderna en el largo período que ocupó escribiendo las dos partes de su gran obra Don Quijote de la Mancha, obra que, por otra parte, él consideró un mero pasatiempo. Pero la historia le otorgó el estatus que merecía todo el esfuerzo y dedicación del autor que, como en una suerte de experimento de laboratorio, exprimió e innovó con todas las técnicas de novelar de la época y emulando a maestros como Ariosto en  Orlando furioso dio un paso más que sus maestros y no se quedó en la parodia del Ethos caballeresco, sino que él amó y respetó verdaderamente a su personaje dotándole de una locura que era a su vez sabiduría o lucidez “romántica”. Intercaló historias y digresiones como las de las ciencias y las letras, valoraciones literarias sobre esta época dorada, que son hoy día un valioso testimonio de las artes literarias de antaño.
La intención de nuestro departamento es no solo atender a lo anteriormente mencionado, esa parodia y perspectivismo que actualiza la materia caballeresca, sino también mostrar cómo una obra de arte puede transportar su esencia y servir de fuente de inspiración a obras de otros soportes artísticos. Interdisciplinariedad, en definitiva, trascendencia de la obra a lo largo del tiempo.
A continuación, os mostraremos algunas obras artísticas que giran en torno a El Quijote y a sus ya inmortales personajes. Nuestro primer ejemplo es un dibujo de Pablo Picasso, realizado por el artista a petición de un amigo para la revista Les Lettres Francaises, en el 350 aniversario de la publicación de esta obra. Picasso hizo esta ilustración en el mismo momento en el que su amigo se lo pidió, inspirándose en una estatua compuesta por clavos, tuercas y tornillos.




El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha ha sido ilustrado en diversas ocasiones, y de la mano de prestigiosos artistas. Las siguientes imágenes forman parte de las 43 ilustraciones realizadas por el célebre pintor surrealista Salvador Dalí, quien estaba fascinado por la locura del hidalgo:






También el aragonés Antonio Saura se encargó de ilustrar El Quijote para una edición especial del Círculo de Lectores: más de 200 dibujos en blanco y negro y de trazo rápido que representan pasajes concretos del libro.




En el ámbito de la danza, existen más de 100 obras basadas en El Quijote. La más célebre es, sin duda, el ballet Don Quijote, coreografiado por Marius Petipa a partir de la música de Ludwing Minkus, y estrenado en Moscú en 1869. Este ballet se basa en un episodio concreto del libro, las bodas de Camacho. En el siguiente vídeo, Ángel Corella y Paloma Herrera, estrellas del American Ballet Theatre, representan respectivamente a Basil y Kitri, los novios, en un grand pas de deux lleno de virtuosismo.


El Quijote también ha sido llevado a la gran pantalla, por supuesto. El listado de películas es enorme y variado: cien mudo y cine sonoro, en blanco y negro y en color, de animación... En España son especialmente célebres dos series de televisión creadas a partir de esta gran obra. La primera de ellas es de dibujos animados. Fue emitida por primera vez en 1979 por TVE y tuvo gran éxito tanto en España como en diversos países de América, Asia y Europa. En este enlace verás a don Quijote y Sancho Panza juntos  por primera vez en busca de aventuras. 



La segunda afamada serie basada en El Quijote está compuesta por 5 capítulos que nos muestran las aventuras narradas por Cervantes en la primera parte de la novela. Dirigida por Manuel Gutiérrez, con guion del escritor Camilo José Cela e interpretada por Fernando Rey en el papel del hidalgo y Alfredo Landa en el de Sancho, obtuvo numerosos premios. 


La presencia de don Quijote y Sancho Panza ha sido, igualmente, muy habitual en el teatro, y ha dado lugar a adaptaciones vinculadas a todo tipo de subgéneros teatrales. En este enlace te ofrecemos una representación en la que la inmortal obra cervantina está interpretada en clave de clown por la compañía teatral Uroc Teatro.



El Quijote ha sido también utilizado en la publicidad, pues sus personajes son universales y fácilmente reconocibles por el público. El siguiente anuncio es un buen ejemplo.



Y para terminar, y para que veáis que, cuando un libro es una obra maestra, no hay disciplina artística desde la que no pueda ser abordado, he aquí un fragmento de la representación de El Quijote en versión rap, interpretada por los raperos La Excepción, Zenit, Korazón Crudo y Artes, en las escaleras de la Biblioteca Nacional (Madrid).